lunes, 23 de noviembre de 2009

LOS ANGELES “Neverland”

(Frontiers / Mastertrax)

Cuando hace un par de años este proyecto irrumpió con fuerza con su homónimo LP de debut como uno de los mejores dentro del rock melódico de 2007, a muchos nos surgía la duda si tendría continuidad o se quedaría como una de esas muchas joyitas sin sucesor que tanto abundan dentro del género. Afortunadamente con el paso del tiempo comprobamos que el vocalista Michele Luppi y el bajista Fabrizio Grossi siguen con unas ganas y una creatividad intactas para volver a obsequiarnos con otra buena colección de temas de calidad dentro de este “Neverland”. Evidentemente parece que ya quedan lejos los tiempos de Luppi poniendo su gran voz al servicio de temas power metaleros como hacía en Vision Divine, y ahora está completamente centrado en mostrarnos su vena más melódica pero en absoluto exenta de fuerza y de pasión. Además para esta ocasión, además de seguir acompañado por Grossi, encontramos a unos cuantos colaboradores de nivel, algunos más conocidos como Tommy Denander a la guitarra y Eric Ragno a los teclados, y otros más desconocidos para nosotros como Joey Sykes y Roberto Priori también a las guitarras y Tony Morra a la batería. Dando por descontada la calidad y clase de las composiciones, hay que señalar que para mi gusto el disco tarda un poco en entrar en calor, en engancharme, dejando para el final los temas que más me han convencido, pero a base de darle escuchas el trabajo al completo tiene un gran nivel. El inicio con “Neverland” es bastante guitarrero y poderoso, pero sin salirse del A.O.R. de buenos coros y marcada percusión, bajando un punto la intensidad en “Nothing To Hide” donde sobresale la apasionada voz de Luppi y un buen estribillo muy americano ochentero, relajándose en la misma onda más con la calidez de “City Of Angels” clásica balada – medio tiempo que se hace algo larga y pelín monótona. Algo parecido le sucede a la suave y melosa “Promises” llena de feelin’ y cuerpo que me recuerda a los Heart de las Hermanas Wilson, para animarse a continuación con la interesante “Wait For You” de competente estribillo en el que se doblan las voces y de endurecidas guitarras que le dan dinamismo al corte. Y desde aquí hasta el final el disco no hace más que crecer a base de magníficos medios tiempos como “Nowhere To Hide” con la sentida y personal voz de Luppi penetrando junto a las guitarras, supongo, de Denander, “Tonight Tonight” algo más acelerado sobre un buen ritmo de teclados y una marcada base de bajo de Grossi, “Higher Love” limpio, técnico y romántico, “Living Inside” más guitarrero y con un curioso punto ambiental y apasionado por parte de Luppi que dobla su voz, al igual que en “Welcome To My Life” que se suaviza un poco pero sin perder fuerza y alegría en su ritmo, como sucede en la final “Paradise” que acaba siendo de las más destacadas del redondo por su capacidad de llegada y pasión. Gran final para un muy buen disco que va ganando en su desarrollo y en cada un de sus escuchas.
Mariano Palomo

1 comentario:

Heartbreaker dijo...

Gran disco melodico,una delicia escucharlo
saludos