martes, 27 de abril de 2010

KISSIN’ DYNAMITE “Addicted To Metal”

(AFM / Avispa)

Afortunadamente parece que siguen saliendo bandas interesantes que a pesar de su insultante juventud conservan el gusto por el mejor heavy metal y hard rock clásicos. Los que nos ocupan vienen de Alemania, se llaman Kissin’ Dynamite (aunque no tienen mucho que ver con AC/DC), y los descubrimos con este “Addicted To Metal” que representa su segunda entrega discográfica tras la salida hace un par de años de su debut “Steel Of Swabia” que pasó bastante inadvertido. El sonido del disco es una magnífica mezcla del heavy metal más clásico con el hard rock más directo y guitarrero, sin olvidar unas buenas dosis de potencia y melodía que consiguen redondear unos temas pegadizos, enérgicos y variados. Para empezar lo hacen con un invitado de lujo, nada menos que el mítico Udo Dirkschneider que pone su sello vocal junto al del poderoso cantante del grupo Hannes Braun para darle brillo al tema título “Addicted To Metal” a ritmo de himno puramente metalero y motivante de estribillo directo e ideal para ser coreada en sus conciertos. Esta misma onda tienen otros cortes como la guerrera “In The Name Of The Iron Fist”, con la voz de Hannes más chillona y agresiva recordando a Dream Evil o Hammerfall acompañando las buenas guitarras de su hermano Andreas y de Jim Müller que realizan un muy buen trabajo a lo largo de todo el disco, o como en la más pesada y melódica “Metal Nation” de base contundente a cargo del batería Andreas Schnitzer y del bajista Steffen Halle. Igualmente heavies y guitarreras nos encontramos con “Supersonic Killer” de gran estribillo y afiladas guitarras, con “Hysteria” con un mínimo toque power y machacón pero igualmente brillante y coreable recordando algo a sus compatriotas Axxis, o con la más pesada y algo oscura “All Against All” donde sobresalen sus coros épicos. Buenísimas combinaciones de hard y heavy se salpican de acertadas melodías pegadizas en la tremenda “Run For Your Life” que casi no puedo quitarme de la cabeza con un claro aire a los últimos Jaded Heart del cantante Johan Fahlberg, al igual que en la currada y algo vacilona “Love Me Hate Me”, y en la compacta y directa “We Want More” adornada por un virguero solo de guitarra. Se completa el CD con la pausada de ritmo marcial “Assassins Of Love” que se me hace algo monótona dentro de su ambiente épico, con la lenta y descarnada “Why Can’t You Hear” dentro de una estructura estándar que roza la power ballad con acierto, y con una personal versión de la enorme “High Enough” de Damm Yankees que respetan en su esencia pero actualizando un poco el sonido de guitarras demostrando su buen gusto. Guinda de nivel, para un disco de nivel, muy fácil de escuchar, y que nos muestra a una interesantísima formación.
Mariano Palomo

1 comentario:

compañeros dijo...

no me gusto, esperaba mas