jueves, 9 de marzo de 2017

UNRULY CHILD “Can’t Go Home”


(Frontiers Music)

Acaba de ponerse en circulación el primer disco de Unruly Child con su formación original desde que la banda norteamericana publicará su brillante debut homónimo en 1992 con Marcie Free, entonces todavía Mark, al frente. La vocalista continua uniendo sus fuerzas con las del guitarrista Bruce Gowdy y del teclista Guy Allison que han venido manteniendo el grupo activo de manera discontinua durante todos estos años con varios cambios de músicos hasta ahora que recuperan al bajista Larry Antonio y al batería Jay Schellen.

Tras un par de discos como “UCIII” (2003) con Philip Bardowell a la voz y “Worlds Collide” (2010) ya con Marcie de vuelta, que aun ofreciendo buenos momentos en mi opinión no pasaban de correctos, además de un casi clandestino “Down To The Rabbit Hole” (2014) que salió a través de su web, y ya con “Waiting For The Sun” (1998) muy lejano en nuestra memoria con Kelly Hansen (Foreigner, Hurricane) a la voz, nos reencontramos con una buena versión del grupo, sin llegar al nivelazo de su primer disco, pero alcanzando notables cotas de calidad e intensidad.

Marcie sigue cantando magníficamente, con su timbre perfectamente reconocible, quizá sin llegar a las subidas de tono de antaño pero sonando realmente bien transmitiendo fuerza y elegancia en sus interpretaciones, muy bien acompañada en tareas corales por el resto de la banda. Algo que empezamos a comprobar con “The Only One” envolvente tema lleno de elegancia donde mandan las armonías vocales junto a unas nítidas guitarras en las que luce Godwy mostrando su clase.

Unas guitarras que se tornan más ásperas en la menos sugerente en principio “Four Eleven” que no acaba de enganchar a la primera por sus cortes de ritmo pero que acaba convenciendo más por su apasionada propuesta vocal, para tomar luego derroteros más luminosos con la sencilla “Driving Into The Future” que a pesar de unos arreglos sintetizados algo poppies sale adelante con solvencia por lo sólido de su base rítmica y sus buenos repuntes vocales.

Se ensombrece el sonido un tanto con el medio tiempo “Get On The Top” curioso por su sinuoso ritmo creando una lograda ambientación con los sonidos de teclados llovidos sobre su estribillo de voces tratadas con efectos sintetizados que no me acaban de convencer, todo lo contrario que “See If She Floats” corte relajado pero intenso con Godwy de nuevo dejando su elegante sello a la guitarra junto a la profunda voz de Marcie creando una atemperada composición con un ligero toque west coast. Sigue la misma línea pero en clave baladística con “She Can’t Go Home” de instrumentación tremendamente cuidada mezclando sonidos acústicos y eléctricos de forma preciosista sobre los que brilla apasionada la voz de la Srta. Free.

Con “Point Of View” crece el ritmo aunque manteniendo una suavidad embaucadora que envuelve su animada propuesta vocal con cuerpo y llegada, bajando un poco de intensidad en la más sosilla para mi gusto “Ice Cold Sunshine” que deja cierto aroma Beatle con unos bonitos coros espirituales antes de ganar en fuerza con otro buen solo de guitarra. Más puramente A.O.R. aparece “When Love Is Here” ritmo medio, armonías vocales de nivel, presencia de teclas junto a las guitarras, sencilla pero con encanto resultando realmente agradable al oído.

En la recta final nos encontramos con “Sunlit Sky” de base más hard con la voz de Marcie subiendo tonos arropada de unos acertados coros y con unos detalles de guitarra y teclados que le dan cierto barniz sinfónico, cerrando definitivamente con “Someday Somehow” que tras un efecto de público en directo rompe con fuerza con las guitarras más duras, la pegada marcada y el estribillo ganador clavándose a la primera resultando un magnífico colofón lleno de optimismo para este buen disco que, sin ser lo mejor de la banda, me parece superior a sus inmediatos predecesores y que, sobre todo, vuelve a dejarnos muy buenas interpretaciones del dúo Free-Godwy.

Mariano Palomo

No hay comentarios: